UVESA Certificada con Bienestar animal

  • AENOR ha concedido al Grupo Uvesa el Sello de Bienestar Animal WELFAIR™ en nuestras granjas avícolas y en los procesos.
  • AENOR. Entidad autorizada para la certificación del protocolo WELFAIR™ puede garantizar los requisitos establecidos en el mismo, el cual se encuentra basado en el esquema Welfare Quality, garantizando una auditoría exhaustiva en todas las fases de producción y la máxima información y transparencia al consumidor.
  • Por lo que aseguramos el cumplimiento los 4 Criterios del Sello de Bienestar Animal para ofrecer mejores productos a nuestros consumidores.

¿Qué es el sello Bienestar Animal WELFAIR™ certificado por AENOR?

  • El sello Bienestar Animal está basado en el referencial europeo Welfare Quality, cuyo objetivo es armonizar la preocupación social y las demandas del mercado para desarrollar sistemas fiables de seguimiento en granjas de información sobre productos y mejora del Bienestar Animal.
  • Esta nueva certificación responde al hecho de que el Bienestar Animal no sólo es parte de una política de responsabilidad social, sino que también tiene un impacto positivo en la calidad del producto alimentario. Se trata de un modelo pionero porque, además de evaluar aspectos relacionados con las instalaciones, tiene en cuenta diferentes parámetros basados y evaluados sobre el propio animal. Es lo que en Europa se conoce como animal based measures outputs.
  • Estos parámetros se agrupan en cuatro principios básicos, que son en los que se fundamenta el protocolo de Bienestar Animal WELFAIR certificado por AENOR. Y basado en Welfare Quality.
  • El objetivo es asegurar que los animales tienen una buena alimentación, un buen alojamiento, un buen estado de salud y un comportamiento apropiado para las necesidades de la especie. Para obtener el certificado, las granjas deben cumplir con 12 requisitos que acreditan el bienestar del ganado en el marco de estos cuatro principios básicos.

¿Qué implica estos 4 principios básicos?

En el caso de la buena alimentación, se tiene en cuenta que los animales no tengan hambre ni sed prolongada (aquella que va más allá del hambre y la sed razonable antes de comer y beber). Para ello se puede considerar la condición corporal, que se evalúa uno por uno en una muestra previamente decidida de animales; y la disponibilidad de bebederos con agua fresca, limpia y en cantidad, y flujos suficientes.

Cuando se trata del buen alojamiento, hay que considerar que los animales estén confortables en la zona de descanso, que puedan moverse con libertad cuando lo deseen (facilidad de movimiento) y que se encuentren en condiciones de confort térmico (protegidos del frío y del calor).

Con respecto a la buena salud, se analiza que haya ausencia de enfermedad, de lesiones y de dolor producido por el propio manejo.

El parámetro de comportamiento apropiado se evalúa el criterio conducta social (donde se observan conductas de agresión entre animales), relación hombre animal (miedo de los animales al hombre), otras conductas importantes para la especie.