Consiste en el desarrollo de un prototipo de bandeja capaz de generar CO2 que aumenta en un 20% la vida útil de la carne fresca de pollo.

Grupo UVESA y la empresa Termoformas de Levante trabajan -gracias a la financiación de la AVI (Agencia Valenciana de la Innovación) y con la colaboración del Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística (ITENE) y el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA)- en el desarrollo de una bandeja generadora de dióxido de carbono (CO2), un envase activo que además reducirá los costes de envasado y mantendrá el buen aspecto del producto evitando el exudado.

Este prototipo de bandeja -del llamado proyecto AVICO2– incorpora sistemas emisores de CO2 que permiten generar la atmósfera deseada en el interior del envase sin la necesidad de incorporar la habitual mezcla de gases en el momento de envasado. Asimismo, ofrecerá una reducción de costes con respecto a la tecnología actual debido al ahorro en inversión de maquinaria e instalaciones complejas, y se logrará, además, un aumento de la velocidad de envasado y, por tanto, mayor productividad.

También se mejorará la apariencia del alimento envasado al eliminar el exudado, ya que la nueva bandeja lo recoge en un compartimento situado debajo de la carne de pollo.

Con esta iniciativa Grupo UVESA da un paso más hacia el futuro de los envases en línea con los nuevos requerimientos europeos sobre economía circular al permitir eliminar materiales complejos y ayudar a reducir el uso de plástico. Con ello también ayuda a reducir el desperdicio alimentario y los impactos negativos que conlleva en términos de sostenibilidad social, económica y medioambiental.