;

Pechuga de pollo Wellington

Una receta más que añadimos a nuestro recetario de platos de Navidad, preparado con pollo fresco y de calidad UVESA. Su amplio catálogo permite que podamos escoger el mejor corte para nuestra receta. En este caso Pechugas de pollo UVESA con su inconfundible y exquisito sabor que dejará encantados a vuestros comensales

Receta de Pechuga de pollo Wellington

¿Pensando ya en recetas para tus cenas y almuerzos de Navidad? Aquí tienes un plato riquísimo y muy resultón (a la vez que económico) que va a dejar a todos con la boca abierta. El tradicional Wellington pero elaborado con pechuga de pollo, ¿a que es buena idea?

Ingredientes:

  • Dos pechugas de pollo enteras
  • Una lámina de hojaldre de unos 200 gramos
  • 250 gramos de champiñones
  • Unas lonchas de bacon
  • Dos dientes de ajo
  • Un puerro picado
  • Una cucharada de mostaza de Dijón
  • Un huevo
  • Un copita de brandy
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra y sal

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190º.

Doramos las pechugas a fuego fuerte para que queden bien selladas, esto evitará que luego suelten su jugo en la cocción y empapen el hojaldre. Podemos en este momento echar una copita de brandy, esperamos a que reduzca y retiramos las pechugas a un plato. Pincelamos la superficie con la mostaza y reservamos.

Limpiamos los champiñones y los picamos muy pequeños. Sofreímos los dientes de ajo y el puerro picado en la misma sartén en la que hemos puesto un poco más de aceite.

Esperamos a que estén dorados. Agregamos los champiñones picados y rehogamos todo el conjunto unos 5 minutos más. Retiramos del fuego, escurrimos bien del líquido que pueda tener y dejamos enfriar.

Cocinamos muy ligeramente las lonchas de bacon y las secamos bien con la ayuda de papel de cocina.

Colocamos sobre la mesa un papel de horno y sobre él extendemos las lonchas de bacon, sobre ellas el champiñón y en el centro las dos pechugas de pollo, una hacia arriba y otra hacia abajo, de forma que quede un volumen parejo.

Hacemos un rollo compacto, retiramos el papel y colocamos en el centro de la lámina de hojaldre estirada. Doblamos la masa hacia el centro, cubriendo la carne y remetemos los bordes por debajo.

Hacemos unas marcas sobre la masa para que pueda expulsar el vapor y no quede excesiva humedad durante la cocción. Pincelamos con huevo batido toda la superficie, horneamos durante 45 minutos, hasta que quede dorado.

Retiramos y esperamos unos quince minutos antes de cortarlo para que se acomoden los jugos.