;

Pollo antaño asado en cazuela de barro

En nuestro blog podeís encontrar muchas recetas de elaboración sencilla, pero a la vez son una autétinca delicia, un ejemplo de ello es la receta que os traemos hoy. Preparada en una cazuela de barro además de riquisimo, este pollo asado luce así de bien y es perfecto para servir directamente al centro de la mesa y así cada comensal servirse el trozo que más le gusta. ¿Muslo o pechuga?

Unos limones cortados en rodajas, unos ajos enteros sin pelar, un poco de pimienta, mejorana y tomillo dan un toque especial y exquisito al pollo de antaño, ya por sí lleno de sabor. Para que no se nos sequo al cocinar, le ponemos caldo de pollo casero (las carcasas del pollo bien doradas en una cucharada de aceite y después cocinadas en litro y medio de agua con rodajas de zanahoria, cebolla y una rama de perejil) y una copita de vino blanco. Al horno y listo.

Grupo Uvesa

Preparamos esta exquisita receta con el pollo entero de antaño que sirve UVESA. El Pollo Antaño Uvesa es la nueva gama de pollo certificado: control total desde el huevo hasta vuestra mesa y criados en granjas certificadas con alimentación 100% vegetal, su certificado de crecimiento lento nos asegura una carne de primera calidad. Con el sabor auténtico y la tonalidad amarilla que le aporta la alimentación con maíz que nos recuerda al pollo antaño. Toda una delicia que no debeis deja de probar.

Ingredientes:

  • Un pollo antaño entero cortado en trozos
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cabeza de ajo
  • Dos limones écologicos
  • 100 ml vino blanco
  • 100 ml de caldo de pollo casero
  • Pimienta negra recién molida
  • Mejorana y tomillo
  • Sal

Elaboración:

Una vez troceado el pollo, lo salpimentamos y untamos de aceite de oliva virgen y especias (tomillo y mejorana).

Disponemos el pollo sobre la cazuela con la parte de la piel hacia abajo. Cortamos en rodajas los limones y los repartimos por la cazuela, así como los dientes de ajo, enteros y sin pelar. Regamos el pollo con el vino blanco y llevamos al horno precalentado a 190ºC con calor arriba y abajo. Cuando empiece a tostar esta parte del pollo, damos la vuelta, regamos con el caldo de pollo casero y cocinamos por el otro lado, a la misma temperatura con el horno con calor arriba y abajo.

En total nuestro pollo ha estado en el horno una hora y cuarto, pero el tiempo depende del tamaño del pollo, el tamaño de los trozos en los que lo hemos cortado y la potencia de nuestro horno. Servimos en la propia cazuela.