;

La subida en el recibo de la luz nos obliga a optimizar nuestro gasto y así evitar un buen susto a la llegada de la factura. A las actividades que realizamos cada día, como cocinar, y que necesitan de luz eléctrica con las que debemos prestar mas atención. Pero no debemos abandonar la rutina de tomar comidas preparadas en casa, que es lo más saludable y a la larga lo más económico.

También es muy importante consumir productos frescos, como el pollo fresco, las verduras de temporada, … Y para ahorrar en la cesta de la compra lo más importante es comprar calidad y aprovechar bien los productos con una buena preparación y conservación.

Escogeremos productos bien frescos, ya sea realizando la compra en una tienda de confianza o envasados de buena caducidad que aprovecharemos mucho mejor. Daremos prioridad a las frutas y verduras de temporada, que tienen mejor precio y son mucho más ricas y nutritivas. Las podemos preparar en nuestras elaboraciones o de guarnición para nuestros platos de pollo, por ejemplo, hortalizas frescas para los fondos del pollo guisado, ensaladas para acompañar nuestro pollo empanado o a la plancha, zanahorias, champiñones, cebollas, pimientos, … para elaborar un riquísimo pollo en salsa al horno.

Si optamos por preparar pechugas o solomillos de pollo a la plancha, la opción más económica en cuanto a gasto energético , podemos acompañar con deliciosas salsas como la de los Solomillos de pollo al pimentón, suave y cremosa y que además se prepara con ingredientes muy comunes en nuestras neveras y despensas: nata, vino blanco, caldo de pollo (que podemos hacer en cantidad y congelar), pimentón de la vera… y no necesita mucho tiempo de cocción.

El pollo guisado en la olla a presión también es una buena forma de disfrutar de un pollo muy jugoso ahorrando energía. Podemos prepararlo con un buen sofrito de ajo y cebolla, zanahorias, unos granos de pimienta, caldo de pollo y un poco de vino o cerveza, queda exquisito y es un plato muy económico.

También podemos ahorrar preparando recetas de pollo en el horno si disponemos en casa de placas fotovoltaicas, pero si no es así también podemos hacerlo, siempre que sigamos los siguientes consejos:

Hornear varias cosas a la vez: el pollo condimentado en jamoncitos o contramuslos (tarda menos en cocinarse que el pollo entero) en su fuente o bandeja y en el resto de alturas guarniciones como patatas asadas, pimientos rojos y verdes para pimentada, berenjenas rellenas de pollo para conservar en la nevera y comer otro día…. El horno es un electrodoméstico que consume mucha energía, debemos aprovechar al máximo cada vez que lo pongamos en funcionamiento.

Usar el calor residual para terminar de cocinar. Podemos apagarlo 10 minutos antes y que el calor del interior termine de cocinar la comida, eso sí, sin abrir la puerta innecesariamente ya que ello hará que pierda hasta el 20% del calor interior.

Os proponemos un delicioso Pollo al horno con manzanas y ciruelas pasas que podemos acompañar de patatas asadas (las envolvemos enteras en papel de aluminio y tardan el mismo tiempo que nuestro pollo en cocinarse)