;

Cantidades apropiadas

Entre 200 y 400 gramos de pollo al día es lo recomendable para un adulto. Si eres una persona que hace deporte de forma habitual puedes aumentar tu consumo diario hasta los 500 gramos, ya que tu cuerpo necesita más proteínas por el alto desgaste físico. Si te pasas de esa cantidad es un error. Piensa que ninguna dieta debe basarse en un único tipo de proteínas ni de alimentos.

Para resumir, podemos decir que comer pollo muy a menudo es muy beneficioso para la salud por los siguientes aspectos:

  • Bajar peso
  • Regular el consumo de grasa
  • Genera saciedad
  • Huesos más fuertes por la presencia del fósforo y de las mismas proteínas
  • Facilita la digestión
  • Aumentarás masa muscular si combinas su consumo con ejercicios
  • Ayuda contra la depresión por la presencia de triptófano que aumenta la serotonina y así nos vamos a sentir felices.