• Una apuesta más por el desarrollo económico rural y la creación de empleo.
  • Se trata de la mayor explotación avícola de pollo amarillo certificado de la provincia de Teruel.

Grupo UVESA ha ampliado su red de granjas integradas con la incorporación de tres nuevas naves para la cría de pollos certificados situadas en Albarracín (Teruel) con una capacidad cada una de 28.000 pollos de crecimiento lento y una alimentación 100% vegetal.

Las naves -gestionadas por Piensos Sol, empresa especializada en alimentación animal y marca comercial perteneciente a Promociones Ganaderas Turolenses, S.A. (PROGASA)- iniciaron su actividad el pasado día 22 con la entrada de los primeros pollitos recién nacidos para su cría y engorde e incorporan las últimas tecnologías en bienestar animal, con una duración mínima de 56 días para cada crianza. Grupo UVESA será la encargada de supervisar la entrada, alimentación, salida y comercialización de este pollo de carne amarilla cuya producción será de 84.000 pollos por crianza y 340.000 al año.

La explotación supondrá la mayor instalación certificada de este tipo en la provincia cuando finalice la segunda fase del proyecto de seis naves, ubicada en una parcela de 87.000m², en la Finca Masía Alta de Albarracín. Tendrá una capacidad de producción de cuatro crianzas al año para un total de 672.000 unidades avícolas. La inversión, una vez finalizado el proyecto, será de 2,7 millones de euros con la creación de 3 puestos de trabajo directos y permanentes de los que dos están ya en plantilla. Con esta colaboración, Grupo UVESA confirma su apuesta por el desarrollo económico rural y la creación de empleo.

Desarrollo sostenible

La nueva explotación supone un bajo impacto ambiental gracias a la utilización de energías sostenibles para la climatización de sus instalaciones de producción y a la contratación de la empresa autorizada Fertinagro Organia, especializada en el tratamiento y reutilización de dichos subproductos como abonos agrícolas, para la gestión integral de los residuos orgánicos que genere. Además, su localización, aislada, pero a la vez muy accesible por carretera, otorga una garantía de bioseguridad, que unido a la baja densidad ganadera de la zona en esta especie han sido determinantes para el acuerdo de integración entre UVESA y PROGASA.