;

Estos  5 trucos te pueden ayudar a disfrutar de filetes de pechugas o solomillos o fingers o nuggets  muy ricos. Son sencillos y útiles. Esperamos que os gusten.

TRUCO N° 1: ¿UN INTERIOR TIERNO Y JUGOSO?

Marina los trozos de pollo en leche con unas gotitas de zumo de limón. Deja reposar el marinado al menos media hora en la nevera.

TRUCO N° 2: ¿UN EXTRA DE SABOR?

  • Puedes añadir a la harina del rebozado especias como ajo o cebolla en polvo, pimentón, orégano….
  • Si te gusta el queso, puedes rebozar con queso parmesano y luego pasarlos por harina y huevo. Es una opción para niños muy rica.

Puedes añadir un poco de pan rallado a este rebozado final para que quede bien cubierto.

TRUCO N° 3 : ¿UN REBOZADO ORIGINAL?

Tritura nachos, copos de maíz, maíz tostado,… y reboza con ellos el pollo después de pasarlos por harina y huevo.

TRUCO N° 4: ¿REBOZADO EXTRA CRUJIENTE?

Deja reposar los trozos de pollo ya rebozados para que el rebozado pierda humedad y se adhiera bien al pollo.

TRUCO N° 5: ¿FRITURA SALUDABLE?

Fríe siempre en aceite de oliva a temperatura constante de 175°, así no debes poner muchos trozos a la vez. Una vez frito el pollo, escurre bien en la cestilla o espumadera y coloca sobre un papel de cocina para que termine de absorber el aceite sobrante.