;

Pollo agridulce

El pollo agridulce es un plato propio de la gastronomía china-estadounidense, y lo identificamos rápidamente como uno de los platos preferidos por todos los amantes de la comida china. Combina a la perfección sabores dulces y amargos, y su brillante apariencia hacen de este plato un bocado muy apetitoso.

Grupo Uvesa

Una receta más que añadimos a nuestro recetario de platos con pollo. Guisado, al horno, rebozado, en salsas para pasta,… y para todas ellas elegimos nuestro proveedor de pollo de calidad UVESA. Su amplio catálogo permite que podamos escoger el mejor corte para nuestra receta. En este caso Pechugas de pollo antaño de UVESA con su inconfundible y exquisito sabor que dejara encantados a vuestros comensales.

En nuestro recetario tenemos muchas recetas para disfrutar en casa de la comida asiática: Pollo con almendras, Pollo al Curry Madrás… Y es que para nosotros está siendo todo un descubrimiento esta gastronomía rica en verduras y aves, muy bien sazonada con especias y muy saludable.

Nosotras ya tenemos muchos de estos platos entre nuestros favoritos, y ustedes ¿qué plato os gusta más de la comida asiática?

Ingredientes:

  • 250 gramos pechuga de pollo cortada en cubos
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 3 o 4 cucharadas soperas de harina
  • Una pizca de pimienta molida
  • Aceite de girasol para freír
  • cerveza

Para las verduras:

  • 2 cebollas cortadas en trozos grandes
  • Un pimiento rojo cortado en cuadrados
  • Un pimiento verde cortado en cuadrados
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • Sal y pimienta

Para la salsa:

  • 3 cucharadas de vinagre
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de Ketchup
  • 3 cucharadas de zumo de piña azucarado
  • Una cucharada de soja
  • Una cucharada de aceite de sésamo o de girasol
  • Una cucharada de miel
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Una cucharada de café rasa de jengibre en polvo
  • Un poco de harina de maíz para espesar

 

Elaboración:

Maceramos unos minutos el pollo en la salsa de soja. Seguidamente hacemos la mezcla para rebozar el pollo con la harina, la cerveza y la pimienta, y añadimos el líquido de la maceración.

Si queda muy clara esta mezcla, le añadimos un poco más de harina, ha de ser consistente.

En el aceite caliente freímos los trozos de pollo rebozados en la masa anterior hasta que estén dorados, y reservamos en plato con papel absorbente. Salteamos las verduras, salpimentamos hasta que queden al dente, no más, ya que se acabarán de hacer con la salsa.

Para la salsa mezclamos todos los ingredientes en un cazo, menos la harina de maíz, calentándolos hasta que la miel se deshaga y todos los sabores se mezclen. Cuidado con la harina de maíz ya que la salsa espesa también con el rebozado del pollo, mejor añadirla al final hasta que se espese a nuestro gusto.

Una vez hecha la salsa, llevamos a una sartén el pollo, las verduras y la salsa.